¿POR QUÉ NOS GUSTA ESTA, Y NO OTRA PERSONA, COMO POSIBLE PAREJA?

Holaaa… ¡Por aquí de nuevo! Casi que no, jajaj… 🙂

Para relajarme un poco del asunto electoral de mi país -que está bastante candente y que además nos fuimos a segunda vuelta para elección presidencial-, esta vez vengo a alimentar la sección Mi Percepción – Pregunta -a la cual hacía bastante tiempo no le inyectaba nada… 😉

Gran lío es a veces –y generalmente, jejej-  lo de la atracción y la elección de pareja, o el enamoramiento.

Siempre me ha llamado la atención ese tema de por qué nos gusta o nos fijamos en esta y no en otra persona como posible pareja. ¿Qué nos mueve a hacer una elección, sea consciente, o espontánea? Estuve leyendo al respecto y encontré que hay cuatro  teorías sobre ese asunto:

Una es la familiaridad, otra la afinidad, otra la admiración, y otra, la química o física o biológica. Y -añado yo-, la unión o combinación de varias de ellas,  o de todas…

En cuanto a la razón de familiaridad, esta se refiere a que alguien nos gusta porque nos recuerda o lo vemos similar (no solo físicamente) a alguien que nos es cercano, o que queremos. Padre, madre, amigo, hermano, qué se yo, alguien con algún vínculo familiar o de afecto.

Por afinidad, es decir, que nos atraiga alguien por sus gustos, creencias, actividades que realiza, formas de sentir o expresarse, entonces nos sentimos identificados y empáticos con esa persona. Percibimos que tenemos mucho en común para compartir y que habrá natural entendimiento.

La admiración también se constituye en motivo de atracción o gusto por una persona, porque vemos en ella ideales o sueños por alcanzar, aspectos que nos complementan, debilidades nuestras que son fortalezas en el otro. Cosas que querríamos ser o hacer y no hemos sido tenaces para lograrlo, y lo encontramos en el otro. Por tanto, así sea alguien muy diferente a nosotros, nos atrae profundamente. Aunque se salga de los parámetros normales de las personas que habitualmente nos gustan.

Y el ámbito de la llamada “química”, o dimensión física o biológica, pues es lo concerniente a hormonas, o respuestas de nuestro organismo, de nuestro cuerpo, ante otro. Lo que sentimos al ver, pensar o estar cerca de alguien que nos atrae por cuestiones físicas, aunque todavía no lo conozcamos interiormente.

Y como el ser humano es integral, emoción, pensamiento, sentimiento, sensación, psique, entonces entran a jugar muchas variables para que nos inclinemos por alguien y podamos verlo como una posible pareja. Aquí entonces se empiezan a combinar las cuatro teorías anteriores.

De igual forma, pienso yo, podría adicionarse una más, que sería algo así como por reacción interna; es decir, por lo que nos hace sentir “x” o “y” persona. Por cómo nos sentimos con ese alguien. No ya tanto una respuesta física, sino emocional. Alegría, satisfacción, maripositas en el estómago, ilusión, magia.

Una atracción podría empezar desde cualquiera de los cinco postulados. Por la vista, lo hormonal, el contacto, la admiración, la afinidad, la familiaridad, la reacción interna, y luego complementarse más con la esencia, el contenido, al irse conociendo más el uno al otro, al ir profundizándose la relación.

Igualmente, creo que nuestra forma de escoger o de sentirnos atraídos por una persona puede variar según el momento o etapa particular que estemos pasando. Así, podemos vernos tendientes hacia una de las teorías en alguna época de nuestra vida, y hacia otra, en otro tiempo. Por ejemplo, tal vez cuando elegimos pareja para casarnos, y estábamos solo con poco más de veinte años, pudimos haber estado volcados hacia la teoría de la admiración, o la de la familiaridad, sin tener muy presente la afinidad. Y ya a los muchos años de esa decisión, habernos dado cuenta que quizá no fue la mejor elección. O cuando nos dejamos llevar más por la parte de la “química” o la atracción física, sin darle mucho valor a la afinidad.

En fin, me parece que es un tema bastante complejo en la práctica… 😉 Y como pueden ver, en mi humilde reflexión -y en mi momento de vida, jajaj-,  al parecer, le estoy dando mayor importancia a la afinidad, pues me parece primordial para poder compartir plenamente en pareja. Porque en la convivencia no vale solo lo físico o la admiración o un ideal que encontramos de protección y seguridad, o la familiaridad, sino también lo interior, las aficiones, los gustos, las maneras de pensar, de sentir, de actuar, de ver el mundo, y las actividades o ambientes en que cada uno se desenvuelve. Por tanto, yo diría que la alternativa más adecuada de elección sería la afinidad, complementada con alguna de las otras, o con todas las otras. Sin embargo, es algo que no hacemos siempre a voluntad, o conscientemente, sino que a veces simplemente sucede. Nos sentimos enormemente atraídos por alguien o nos enamoramos de una persona, en ocasiones sin razón lógica. Casi podríamos decir que fortuitamente, pero podemos luego analizar la situación y mirar si en realidad esa relación tiene norte o no. Si podrá verse a futuro o será solo amor de un rato, jejej. Y allí, pues ya decidiremos qué hacer…

Bien, lo importante es que no nos dejemos cegar por una u otra teoría o tendencia para dar pasos importantes en materia emocional, sentimental o amorosa. ¡Que unamos preferiblemente las cinco opciones de escogencia! 🙂

Y para no extenderme más, te dejo con estas preguntas:

¿Por qué te gusta esta y no otra persona como posible pareja?

¿Qué te guía más al escoger pareja?

¿A qué le das mayor importancia a la hora de elegir un compañero o compañera de vida?

Me encantaría que compartieras tus opiniones, respuestas o comentarios en esta entrada, o al final de la sección Mi Percepción – Pregunta, donde también te queda este artículo.

¡Gracias por estar aquí, por leer, reflexionar y compartir!

Y como es costumbre, disfruta igualmente de estas bellas imágenes, cortesía de amigos:

 

 

 

 

 

 

 

Cortesía de Luke

Cortesía de Luke

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hasta la próxima… ¡Pensando, Sintiendo, y Viviendo!

Te quierooo… ¡Besitos, abrazos y bendiciones! 🙂 😉 ❤ :*

Anuncios

TREINTA LUNAS DE MI CORAZÓN…

Holaaa… Ya es usual que deje de publicar en mi ventanita durante algún tiempo, pues vivo un poco enredada con la optimización y organización del tiempo, jejej, mas no me alejo del todo de mi comunidad “wordpressiana”. Me ocupo de responder cada uno de los mensajes que me dejan, y de comentar en los blogs que sigo o que descubro, siempre que puedo. Aprovecho para disculparme por no poder visitarlos a todos, dar me gusta, leer y comentar; y reiterarles que los llevo en mi corazón, al igual que a todos y a cada uno de quienes llegan a esta, ¡su casa!

Bien, ahora sí, entrando en materia, hoy retorno con la colección de poemas que había anunciado en algunas publicaciones anteriores: “TREINTA LUNAS DE MI CORAZÓN”… Espero que la sientas, te guste y te suscite emociones y/o cavilaciones. ¡Te la entrego con gran alborozo y cariño! Estuve trabajando en ella cada que podía, desde tiempo atrás. La inicié en 2017, pero tiene también algo de 2016, la continué en 2018, y la terminé en este primaveral abril… 🙂 😉

Aquí te dejo entonces en LUNA LLENA (cuando entres a leer la colección, que te queda en De mi Interior – Entre Versos, sabrás el porqué) con una partecita, como abrebocas o aperitivo, jejej, que lleva el mismo nombre de la colección. Luego tómate tu tiempo y lee los otros 29 poemas, que empiezan en LUNA LLENA y terminan en CUARTO CRECIENTE¡Disfrútalos! 😉 ❤

 

TREINTA LUNAS DE MI CORAZÓN

 

A veces no somos conscientes de las cosas y necesitamos identificarnos con alguien o con algo para tomar fuerzas y ¡actuar!

Cada día una nueva ilusión, pese a alguna decepción.

Cada día una nueva luz, a pesar de brumas y oscuridad.

Alma con alma, Dios AMOR… ¡Cada día un nuevo despertar!

Escuchemos nuestro corazón, dejemos brillar el AMOR… ¡Él es el camino,

la más simple y sencilla solución!

Aquí te dejo las Treinta Lunas de mi Corazón. Para ti, de mí.

Un poquito de mi sentir, de mi pensar y mi vivir…

¡Confiando en que para algo te han servir! ❤ 🙂

 

Hasta la próxima… ¡Pensando, Sintiendo, y Viviendo! 😉 Y ten siempre presente que cada día es un tesoro por descubrir, aprender, iluminar o construir. Un peldaño o un tramo en el camino a tus sueños. ¡Un lienzo, un pentagrama, un escenario, una página en blanco, a los cuales dar vida!

 

Te dejo igualmente con estas bellas imágenes, cortesía de amigos, como es usual… 🙂 ❤

 

 

TE QUIEROOOOOOO… ❤ :* 🙂 ¡¡Besitos, abrazos y bendiciones!! 😉

Trianiversario… ¡Y con la Luna, tejiendo la eternidad!

Holaaa… Bien, después de casi dos meses de ausencia -pues he estado bastante embolatada en el día a día, jejej, y con mamá, que ha seguido delicada de salud-, regreso hoy con una entrada breve, pero llena de afecto para ti y para cada uno de mis amigos “blogosféricos”, que  me visitan, me leen o me siguen. ¡¡Los quiero muchísimooo!! ❤ 🙂

El pasado 16 de febrero completé con satisfacción el tercer aniversario con mi ventanita del alma al mundo, contando en esa fecha con 402 miembros de mi familia cibernética… Y aunque el número no es lo más importante, ¡¡qué alegría contar con todos y cada uno!! 🙂 🙂 🙂 A cada nuevo integrante lo recibo con el corazón… ❤  E igualmente, cada uno de los antiguos tiene un lugar especial allí. ¡¡Les agradezco sinceramente, a ti y a todos, su apoyo, su cariño, su tiempo, su compañía, interacción y atención!!  Gracias con el alma… 😉 🙂 :*

De igual forma, aprovecho para saludar fraternamente a cada uno de los timoneles de los blogs que sigo, los cuales también llevo en el corazón, y de paso los felicito por su actividad en el ciberespacio. Les digo que me gustaría poder visitarlos y leerlos con más frecuencia a todos, pero el tiempo es escaso… 😉 🙂 :*

Estoy trabajándole a una colección de poemas, que apenas pueda terminarla, te la compartiré con gran alegría…;) Tengo también otros materiales en el tintero (o en la mente, jajaj), que espero poco a poco ir realizando, para traerlos a escena en esta… ¡Tu casa! 🙂

Aquí te paso un adelanto de la colección de poemas que tengo en proceso. Como te lo había mencionado en una ocasión anterior, se llama “TREINTA LUNAS DE MI CORAZÓN”. Contendrá un poema de 2016 que encontré refundido, jejej, y 29 más, concebidos en 2017 y 2018. Te dejo con la introducción a la colección. Espero te guste, la sientas, te llegue, y te suscite reflexión… 😉 Y si ya te la había compartido, pues te la reitero, jejej… 😉

 “Cada día es una aventura en este lienzo universal.

Cada Luna que pasamos es un trazo o un hilo más.

Pleno de color, en escala de grises, o en contraste de blanco y negro,

pero a cada instante, en cada minuto, se va pintando y tejiendo la eternidad.”

 

Y como es usual, termino brindándote estas bellas imágenes, cortesía de amigos, más un tema musical, pleno de mensaje positivo, titulado “El Arrepentido”, del españolazo Melendi, y de mi paisano, el samario Carlos Vives. ¡Disfrútalos y que tengas excelente semana, despedida de febrero y bienvenida de marzo! 🙂 😉 Chao, pa, ciao, bye… :*

Hasta la próxima, siempre… ¡Pensando, Sintiendo y Viviendo! Y… Con la Luna, tejiendo la eternidad… Besitos, abrazos y bendiciones… ¡Totales!, jajaj… :* :* :* ❤

 

Cortesía de Luke (Polonia)

Cortesía de Luis López (España)

Cortesía de Kilda (Escocia)

Cortesía de Iñaki (Etiopía – España)

Cortesía de Sole (Chile)

AL NIÑO JESÚS… ¡QUE CADA DÍA SEA NAVIDAD Y AÑO NUEVO EN TU CORAZÓN!

Holaaa… Todavía con el sabor del Año Nuevo, te saludo hoy, jejej… ¡¡Que 2018 sea un año lleno de vida, de alegría, de oportunidades, de amor, de luz, de aprendizajes y de infinitas bendiciones en todo!! ❤

Quería darte este regalo un poco antes, porque es navideño, jajaj, pero como sería hermoso que cada día fuera Navidad -como dice mi amigo Iñaki, de la fundación Alegría sin Fronteras-, y aún falta la celebración de la llegada de los Reyes Magos, la Epifanía (manifestación divina) del Señor Jesús ante los Reyes Magos, y la llegada de la Befana (personaje femenino del folclor italiano, al estilo de una bruja buena, que reemplaza en ese país a los Reyes Magos), pues te lo doy en esta ocasión, con mucho cariño y  con toda mi alma, ¡para que cada día sea Navidad y Año Nuevo en tu corazón! Es un villancico de mi autoría, que espero te guste y te lo aprendas para que lo cantes en cada Navidad, cada diciembre o ¡cada día! 🙂 😉 :*

Lo titulé “Al Niño Jesús”. Hice la música en 1988, la letra en 2005, y la grabación y el video en 2017 y 2018, jajajaj…Te queda también en De mi Interior – Mi Música, y en mi canal de youtube. La letra la encuentras en ambas partes. Y por si te interesa, está en la tonalidad Mi Mayor (E)… 😉 Tuve algunos problemillas con el audio en la edición, pero lo hice con mucho amor, jejej…

Aquí te va el video:

 

 

Bien, hasta la próxima y hasta siempre… Y que cada día sea Navidad y Año Nuevo en tu corazón… Que cada día puedas renacer en el amor y en la fe. Que cada día surjan nuevos sentimientos, deseos y acciones de entrega desinteresada a la humanidad. De ayudar, de dar sin esperar recibir, como si se tratara de uno mismo…  ¡Pensando, Sintiendo, y Viviendo! Y también cantandooo… 😉 🙂

Besitos, abrazos, mucha luz y bendiciones… ¡¡Te quierooo!! 🙂 😉 :* ❤ Bye…

 

Reyes Magos

Navidad y Reyes Magos

La Befana

Nacimiento del Niño Jesús – Cortesía de Superduque777

ALEGRÍA SIN FRONTERAS… ¡TIEMPO PARA ESCUCHAR AL CORAZÓN!

¡Hola, tú! 🙂 Amigo, seguidor o visitante… Es siempre para mí una gran alegría compartir contigo a través de esta ventanita. Sabes que aunque no me asome muy seguido, ¡aquí estoy esperándote con los brazos abiertos! 😉 🙂

Aprovechando esta época decembrina o navideña, plena de luz, amor, color, música, cantos, risas, generosidad, familia, amigos, solidaridad, y que hoy comienza la Novena en honor al Niño Dios, tradición de la religión Católica, te traigo esta vez un poema que se enmarca en ese ambiente. Lo titulé “TIEMPO PARA ESCUCHAR AL CORAZÓN”.

Este me surgió al conocer la hermosa obra del Médico Pediatra español, Iñaki Alegría, quien decidió dejar su vida acomodada en Barcelona -de donde es oriundo-, para entregarse a ayudar a los necesitados, especialmente, a los niños de la población etíope llamada Gambo, en el amplio, pero poco favorecido continente africano. Este joven galeno de actualmente 32 años, ofrece su día a día en un hospital que fundó hace algunos años en ese pueblo casi olvidado del África central, el Hospital General Rural de Gambo.

Me encontré hace pocos días con su blog, Cooperación con Alegría, de la ONG “Alegría sin Fronteras”, que es la fundación a través de la cual Iñaki difunde y recibe ayuda para las obras que realiza, y quedé realmente conmovida con su quehacer. Se siente el amor desinteresado, las ganas y el alma del corazón generoso y sencillo, que ayuda con humildad y sin fronteras. Se le remueve a uno el espíritu humano, de que todos somos uno y estamos para apoyarnos, sin pensar en límites de ninguna índole. En el AMOR verdadero como solución a todo. Su labor hace recordar a personajes dignos de admiración, como Francisco de Asís, Teresa de Calcuta, Francisco Javier, discípulo de Ignacio de Loyola, y obviamente, Jesús de Nazaret, máximo ejemplo de entrega amorosa a la humanidad.

Esta Fundación lleva a cabo proyectos de desarrollo integral en Senegal y Etiopía. Su Misión y Valores son “promover el empoderamiento, liderazgo comunitario y equidad de género, en los países más desfavorecidos, con el objetivo de permitir la mejora de la calidad de vida de la población. Empatía, compromiso, constancia, Amor, solidaridad, empoderamiento, equidad, humildad, transparencia y Alegría”, según lo manifiesta Iñaki en su blog.

Empezamos entonces a comunicarnos a través de los blogs, y en alguno de sus mensajes me escribió: “siempre hay tiempo para un detalle de amor”. Esta frase me pareció muy cierta, inspiradora, y digna de reflexión, por lo cual decidí escribir al respecto, e hice el poema que mencioné al principio, para proponérselo a Iñaki, para ser publicado en la nueva sección que hallé en su blog, llamada “A Dos Manos”. A Iñaki le gustó mi poema, y será incluido en la misma, próximamente. ¡Para mí es un gran honor participar en su labor, poner mi granito de arena, y se lo agradezco de corazón! 🙂 ❤

Aquí el poema:

 

TIEMPO PARA ESCUCHAR AL CORAZÓN

 

Siempre habrá tiempo para un detalle de amor, para escuchar al corazón.

Un pequeño detalle puede hacer la diferencia, marcar la pauta y cautivar al corazón.

Es con pequeñas cosas que se va tejiendo cada día, cada historia, cada vida.

Es con pequeños trazos que se va pintando la obra y va tomando forma.

Es nota a nota que va naciendo la melodía.

Es ladrillo a ladrillo, que se va construyendo.

Letra a letra, que se va escribiendo.

Peldaño a peldaño, que se va ascendiendo.

Beso a beso, mano a mano y cuerpo a cuerpo, que se va amando.

Gota a gota, que se llena el vacío, y paso a paso, que se va avanzando.

Y siempre que haya amor, habrá tiempo para expresarlo y formas de demostrarlo.

Con pequeños detalles, con haces de luz, con risas y polvo de estrellas.

Con los latidos del corazón. ¡Del tuyo y del mío, del nuestro y del de todos!

Siempre habrá tiempo para un mensaje de amor…

 

Estemos cerca o estemos lejos, siempre latirá un mismo corazón.

Un corazón que siente, que palpita, que entiende. Que da vida y trasciende.

El corazón que a todos nos une. El corazón del mundo, de la Tierra, del universo.

¡El corazón de Dios!

 

Este poema hace parte de la colección que tengo en proceso, “Treinta Lunas de mi Corazón”, que en su momento, te estaré compartiendo. Te queda también en la sección De mi Interior – Entre Versos. ¡Espero sea de tu agrado y toque tu alma!, como lo hace también Iñaki y toda la labor de “Alegría sin Fronteras”, que es para mí un placer, invitarte a conocer:

Blog Cooperación con Alegría , de la Fundación “Alegría sin Fronteras“.

Canal youtube de Iñaki Alegría.

Iñaki Alegría – Fundación “Alegría sin Fronteras“.

 

Iñaki Alegría – Fundación “Alegría sin Fronteras“.

 

 

 

 

 

 

De igual forma, te comparto esta bella canción de Pau Donés (líder de Jarabe de Palo), que hizo generosamente para “Alegría sin Fronteras”, titulada “De Igual a Igual“. ¡Disfrútala! 🙂

 

Bien, hasta la próxima, dando siempre AMOR, LUZ, Y ALEGRÍA, de corazón… ¡¡Feliz Navidaaad!! ¡Pensando, Sintiendo, y Viviendo! Chao… ¡¡Besitos, abrazos y bendiciones!! Que esta época sea maravillosa para ti y los tuyos… ¡¡Te quierooo!! 🙂 😉 :* ❤ 

 

SUEÑO COLOMBIANO

¡Excelente día tengas, amigo, seguidor o visitante! Es un placer regresar a saludarte, al calor de mi ventanita, donde -aunque no publique muy a menudo-, está mi corazón. Espero que estés pasando un mes maravilloso, previo a las fiestas de Navidad… ¡Te pienso, te extraño y siempre eres bienvenido! 🙂 :*

En esta oportunidad vengo a compartirte otro pedacito de mí; un bambuco de mi tierra y de mi inspiración, titulado “Sueño Colombiano“. Lo compuse en 2009, y decidí hacerle un video este año, para hoy presentártelo. Tiene imágenes de mi desangrado, pero hermoso, alegre, variado y colorido país. Es con mucho amor, así que, desde mi alma y con todo mi cariño, aquí te va uno de mis hijos musicales… ¡Disfrútalo! 😉

 

 

Te queda igualmente en mi canal de youtube, y aquí, en la sección De mi Interior – Mi Música . Allí encontrarás también la letra de la canción, y de igual forma, por si te interesa, la tonalidad.

Hasta la próxima… ¡Pensando, Sintiendo, y Viviendo! ❤

Mucha luz, besitos, abrazos y bendiciones… ¡Te quierooo! 🙂 😉 :*

CONFIANZA… ¿O SIN FIANZA? ;)

Holaaa… ¡¡Espero estés teniendo un súper fin de semana de octubre!! 🙂

Con la buena noticia de que Colombia irá a la Copa Mundial de Fútbol Rusia 2018, llego hoy con una reflexión acerca de un término -que para mí-, es de vital importancia en la vida, tanto en las relaciones humanas, como con uno mismo y con las cosas: la confianza.

De “primerazo”, para entender su significado, podemos descomponer la palabra en dos: confianza.

Siendo fianza, según la Real Academia Española (RAE), una “cantidad de dinero o bien material que se entrega como garantía del cumplimiento de una obligación”, tendríamos que confianza podría ser la tenencia de una garantía del cumplimiento de algo, definición que concuerda con la que da también la RAE a confianza:

“Esperanza firme que se tiene de alguien o algo”.

“Seguridad que alguien tiene en sí mismo”.

“Presunción y vana opinión de sí mismo”.

“Ánimo, aliento, vigor para obrar”.

“Familiaridad, llaneza en el trato”.

“Familiaridad o libertad excesiva”.

“Pacto o convenio hecho oculta y reservadamente entre dos o más personas, particularmente si son tratantes o del comercio”.

“Trato íntimo o familiar con una persona”.

“Que posee las cualidades recomendables para el fin a que se destina una cosa”.

Tenemos entonces que  la confianza se caracteriza por la seguridad, la garantía de algo, la fe en algo, y el trato íntimo o familiar con alguien. La confianza, muchas veces ciega (craso error) o con ciertas bases de apreciación o percepción personal, se ve traicionada, herida o quebrantada a menudo, y contrario a lo que sucede con la esperanza (que es lo último que se pierde, como dicen por ahí), esta sí se pierde fácilmente. La confianza es un estado bastante frágil y susceptible de echarse a perder. Es decir, a quedarnos sin fianza, sin esa garantía o sensación de tranquilidad y abrigo que nos brinda algo o alguien. Esa seguridad de que no nos va a fallar, que tendremos su apoyo incondicional, y que podemos abandonarnos o entregarle nuestros más íntimos pensamientos, deseos y sentimientos, sin temor a ser traicionados o engañados.

Escuchaba en días pasados, en un video acerca de la “economía de las caricias”, que la confianza se tiene o no se tiene. No hay medias tintas allí. O es blanco o es negro. Cuando esta se avería, se lastima, nunca, o muy difícilmente, se recuperará. Es decir, ¡se pierde! Y aunque en ocasiones podamos sentir que confiamos parcialmente, o en determinadas áreas de algo o alguien, en el fondo es una falacia. Dañino tanto para quien confía a medias, como para el sujeto de la desconfianza. Si hay dudas, no hay confianza en realidad, porque no es plena. Se otorga el beneficio de la duda, pero al igual que el papel arrugado, la confianza herida -tristemente-, nunca quedará como era en su estado inicial.

En la confianza entran a jugar rol importante la convicción, la lealtad y el amor. Tanto en uno mismo, como en Dios o entidad Suprema, y en el otro. Cuando hay desamor, deslealtad, falta de seguridad, de fe o convicción en uno mismo, en el otro o en Dios, lo más probable es que muera la confianza, y por ende, se estropearán las relaciones de cualquier índole. Pareja, amistad, familia, laboral, jerárquica. Por tanto, debemos andar con pies de plomo respecto a nuestro prójimo, para no andar a ciegas y sufriendo luego por confianzas lastimadas o perdidas, e igualmente, cuando la confianza está y tiene bases sólidas, hay que tratarla con guantes de seda, para no llegar a dañarla.

¿Consideras tú que la confianza se puede recuperar?

¿Crees que se puede confiar en alguien en ciertos aspectos o circunstancias, y en otros no? O que, definitivamente, ¿se confía o no se confía?

¿Te parece que la confianza puede ser ciega? ¿Qué a veces nace espontáneamente? ¿O que se va construyendo?

Bueno, todo tiene sus matices y subjetividades, pero lo que sí es innegable es que… ¡La confianza es un tesoro que debemos cuidar, respetar y valorar! Y que obviamente es mejor estar con-fianza, que sin fianza, jajaj, en cualquier ámbito de la vida.

Este artículo te queda también en De mi Interior – Mis Reflexiones.

Bien, te dejo con estas inquietudes “confiancísticas”, jajaj… Y como es usual, con cuatro bellas imágenes, cortesía de amigos… ¡Hasta la próxima! :*

Te quierooo… ¡Besitos, abrazos y bendiciones! Gracias por estar aquí… Confiando… ¡Pensando, Sintiendo, y Vivendo! Bye… 🙂 😉 :*

 

Cortesía: Luke.